Una cuestión de Género

Una cuestión de Género

El 22 de febrero se estrenó en la gran pantalla ‘UNA CUESTION DE GÉNERO’

Este largometraje, basado en hechos reales, cuenta con la actuación de Felicity Jones , la historia de Ruth Bader Ginsburg, una de las primeras mujeres en licenciarse en Derecho en Harvard, en un mundo dominado por el género masculino.

La película repasa su vida desde sus primeras reivindicaciones como estudiante hasta el juicio que desencadenó una modificación hacia la igualdad de la ley estadounidense.

La película constituye una apelación a la reivindicación contra situaciones de inferioridad y discriminación por género. La temática es actual aunque esté ambientada en los años 90.

 

Ruth Bader Ginsburg

Una mujer firme cuando todo el espacio era para los hombres

Jueza y jurista estadounidense que ha destacado especialmente por su trabajo en la lucha por la igualdad legal entre hombres y mujeres. Desde el 10 de agosto de 1993 es jueza de la Corte Suprema de los Estados Unidos, nombrada por el presidente Bill Clinton. En 1972 fundó la sección de derechos de la mujer en la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles desde donde inició la batalla legal por la igualdad entre hombres y mujeres. Lideró seis de los principales casos ante la Corte Suprema de EEUU de los que ganó cinco. En 1971 el tribunal dictaminó por primera vez que tratar a una mujer diferente a un hombre violaba la Constitución y era ilegal. Fue conocido como el caso Reed vs Reed

Sus sentencias a favor del matrimonio homosexual, contra la segregación racial en las aulas y en contra de que los hombres cobren más que las mujeres por el mismo trabajo han sido históricas y han despertado apoyos muy variados.

Gracias a luchadoras perseverantes y ambiciosas como la protagonista de este largometraje podemos convivir con ciertos derechos que antes estaban reservados al género masculino.

Techos de cristal que siguen limitando la igualdad

Los consejos de administración dominados por hombres, de hecho, la presencia de las mujeres es tan escasa en estos órganos que, en España, la proporción no llega ni a 2 de cada 10. Peor panorama ofrecen los comités ejecutivos, en los que la presencia de mujeres se queda en el 11%.

“Time is on the side of change”

“El tiempo está del lado del cambio”

                                                                                      RBG

 

“no pido favores por mi sexo, todo lo que pido a nuestros hermanos es que nos quiten los pies de nuestros cuellos”

RBG

Compartir en: